LAS TRES “ i ” ANTES DE EMPRENDER.

Emprender en hostelería no es tarea fácil, pero puede ser muy gratificante tanto en lo económico como en lo personal. Pero, para evitar sorpresas desagradables, te recomendamos hacer un trabajo previo basado en las tres “ i “ .

IDEA de negocio. Coge un papel, un bolígrafo y plasma todo lo que has pensado en él. Lee lo que has escrito y medita todo de nuevo. Si aún crees que es buena idea, enséñaselo a otras personas para que den su opinión. Este trabajo es fundamental, porque lo que puede parecer bueno para ti quizás otras personas no lo vean así y te pueden ofrecer un punto crítico a tu idea. Emprender en hostelería no es sencillo, por eso te recomendamos que desarrolles esa idea con especialistas que te ayudaran a dar forma a esa idea. Gente como RobertoRuiz de montar un bar y sobrevivir, Erika Silva de Marketingastronomico o Jose MaríaCal te pueden dar su visión experimentada.

INFORMACIÓN que requieres antes de iniciar cualquier actividad. Aprovecha internet para obtener todo los datos que necesites. Te deberás informar si existen modelos parecidos a tu idea, si son viables económicamente y logísticamente. Indaga el funcionamiento de estos negocios parecidos a tu idea. También es importante que te informes de los requisitos técnicos y administrativos que requiere esa actividad en tu localidad o comunidad autónoma. Si ya tienes visto un local o estás buscando uno, nuestra web www.traspasobar.com es el sitio perfecto, es importante que te informes de la situación de ese bar o restaurante, si se ha traspasado en muchas ocasiones, si tiene cargas, la situación del permiso municipal y otras muchos factores que pueden provocar verdaderos quebraderos de cabeza posteriormente.

ILUSIÓN: La tercera y no menos importante es la ilusión. Sin ilusión no emprendas, estarás más cerca del fracaso. Debes saber que emprender puede ser muy gratificante pero también puede tener muchas pegas. Tu vida personal y familiar se puede resentir, dedicarás mucho tiempo a tu negocio y no se lo podrás brindar a los tuyos. Arriesgarás muchos de tus ahorros y adquirirás compromisos con entidades bancarias en tu nuevo negocio y eso puede crear muchos dolores de cabeza en un futuro si el negocio no funciona. Deberás dirigir y gestionar tu nuevo negocio, y eso implica en ocasiones tener que tomar decisiones drásticas. Despedir un empleado o cambiar de proveedor habitual entre otras cosas es duro y complicado, a nadie le gusta esas situaciones. Por todo esto y más, es muy importante tener ilusión. Porque sin ella es imposible sobrellevar ese esfuerzo. Porque con ilusión el despertador suena dulce, porque con ilusión ofrecerás un mejor servicio al cliente, porque con ilusión llegarás lejos.

Con Idea, Información e Ilusión, estarás más cerca de iniciarte en el mundo de la hostelería como emprendedor.

LA IMPORTANCIA DE LOS COLORES EN UNA COCINA

Las tablas de corte para la cocina son un utensilio indispensable, no sólo protegen la superficie de trabajo, también están pensadas para que las hojas de los cuchillos no se deterioren.

En las cocinas profesionales hay distintos colores de las tablas de corte, destinadas a los distintos alimentos y su estado.

Todos debemos tener los mismos cuidados y seguir unas normas de higiene en la cocina para evitar las infecciones alimentarias, si que puede ser conveniente tener un mínimo de dos, una para alimentos crudos y otra para alimentos cocinados, y limpiándolas siempre que se vaya a cambiar de alimento a posar en ellas.

Vamos a ver para qué alimentos están destinados los distintos colores de las tablas de corte:

  • Tabla de corte blanca: Pastas, quesos, pan, bollería.
  • Tabla de corte verde: Frutas y verduras.
  • Tabla de corte amarilla: Carnes blancas (pollo, pavo…)
  • Tabla de corte azul: Pescados y mariscos.
  • Tabla de corte roja: Carnes rojas (ternera, cordero…)
  • Tabla de corte marrón: Carnes cocinadas y fiambres.

EL TIEMPO SUFICIENTE

Hace unos días una amiga interesada en iniciarse en el mundo de la hostelería, me preguntaba cuánto tiempo necesitaría para saber si su local de hostelería se ha consolidado o si por el contrario ha de empezar a pensar que no va a buen puerto.

La respuesta no es fácil, dependerá del modelo de negocio, pero en términos generales, podemos hablar de entre nueve y doce meses, tiempo más que suficiente como periodo de observación para ver si estamos haciendo las cosas bien.

Normalmente los dos primeros meses serán muy esperanzadores, con resultados por encima de la media esperada y pasado ese tiempo, tendréis la sensación que vuestro modelo no funciona, que los clientes os han abandonado, pero no debéis de asustaros, es normal que los dos primeros meses muchos de vuestras visitas sean vecinos, amigos y otros que atraídos por la curiosidad de la novedad os visiten.

Tenéis que ser pacientes y esperar a que vuestro público objetivo se asiente y así poder fidelizarlo.

Se debería pensar en buscar una fórmula de valoración periódica, para poder comprobar la evolución de vuestro bar, tener en cuenta aspectos como la caja diaria, el ticket medio por cliente, afluencias de cliente, conocer la competencia, etc.

Durante estos primeros meses os debéis a vuestro modelo, mantener vuestras ofertas en el tiempo y sin realizar nuevas ofertas a tontas y locas, que acabarían por confundir al cliente.

Nuestra recomendación, daros el tiempo suficiente, armaros de paciencia y ser muy constantes en el día a día, los resultados llegarán.